Hola amigos de Soy Cervecero hoy vamos a habla de hacer cerveza.

- pero, Pablo ¿no venís hablando de hacer cerveza desde hace meses?

- si, en realidad vengo hablando de cómo hacer un buen alimento para las levaduras, ya que son ellas las que hacen la cerveza.

- o sea que nosotros....

- ya basta con tu ego cervecero! nosotros cocinamos, ellas hacen cerveza.

Es así aceptalo y agradeceles.

Es así nomás en la etapa de la fermentación las levaduras comen azúcares y nos dejan alcohol y CO2, o sea que una vez que esto haya sucedido ya vamos a tener una cerveza rica para tomar.

Recordá que todo lo que hablemos hoy va a estar explicado bien simple y para que te animes a hacer cerveza en tu casa. Hay científicos que dedican toda su carrera a estudiar levaduras y su fermentación. Te propongo que releas el artículo de “la grieta” y de paso te cuento que vamos a referirnos a levaduras estilo Ale durante todo este artículo.

Una vez que nuestro mosto está frío es hora de inocularlo con la levadura. Recordá que a partir de ahora todo lo que vaya a tener contacto con el mosto tiene que estar sanitizado o sea: super limpio, super enjuagado y al final rociado con alcohol al 70%.

La fermentación la vamos a hacer en un tacho que a partir de ahora vamos a llamar fermentador. Este tacho tiene que ser nuevo o usado pero para hacer cerveza y que esté en condiciones. Arriba tiene que tener tapa y airlock y abajo una canilla por la que sacaremos nuestra cerveza. El airlock es un dispositivo que permite que el CO2 generado por la fermentación salga hacia afuera y que no entre ninguna sustancia no deseada, adentro del airlock pondremos alcohol al 70% para mayor seguridad.

Pasaremos el mosto desde la olla donde ya está frio al fermentador a través de una manguera (recordá, sanitizada) hasta que todo el líquido que está en la olla baje. Te recomiendo no inclinar la olla, ya que el turbio que queda adentro de la misma (torta de proteínas) es bueno que quede alli y no en nuestro fermentador. Hacé este procedimiento con mucho cuidado de que nada del exterior entre al fermentador ya que el riesgo de contaminación en este momento es crítico. En este momento la presencia de oxígeno en el mosto es buena así que es recomendado que mientras éste ingresa por la boca del fermentador vaya golpeando las paredes del mismo así se oxigena. Una vez lleno el fermentador lo tapamos y nos disponemos a preparar las levaduras.

¿Cómo se agrega la levadura? Es quizá una de las preguntas mas comunes que veamos y a la que decenas de especialistas responderán con varias respuestas a veces difíciles de entender. Amiga, amigo, estás haciendo tus primeras cervezas: hacelo de la manera mas sencilla posible, no te olvides que estamos trabajando con un ser vivo muy sensible. ¿Cuál es esa manera? Fácil. Como dice el fabricante de esa levadura en el sobrecito en el que viene. Mas adelante, con dedicación y mucho aprendizaje vas a poder hacer maravillas con la levadura, por ahora tranqui y vamos a lo seguro.

Entonces, algunos fabricantes dicen que con agregar la levadura así como está en polvo y directamente dentro del mosto alcanza, y es asi. Con mucho ciudado y alcohol al 70% en nuestras manos destapamos el fermentador y agregamos la leva. Volvemos a tapar y suavemente sacudimos un poco el fermentador para que se distribuya bien.

Otros nos van a decir que primero hay que hidratar la levadura, entonces en el sobre nos van a explicar que hay que mezclarla con agua a una temperatura determinada y después agregarla al mosto.

Todo esto que te cuento es para simplificar los pasos y que no te compliques en tus primeras cervezas. El camino hacia la maestría es largo y hermoso.

¿Dónde vamos a dejar el fermentador?

Vamos a dejar nuestro fermentador en un lugar de la casa en el que pueda permanecer a una temperatura lo más estable posible dentro de los 18° y 24° y a oscuras, ya que esta es la temperatura en la que fermentan las levaduras estilos ale.  En las primeras 24 hs. Va a comenzar a burbujear el airlock y eso indica el comienzo de la fermentación.

Vas a dejarla así una semana (ni se te ocurra abrirla) pasado este tiempo lo primero que vas a hacer es..... ¡Probarla! Y si huele y sabe a cerveza...... Felicitaciones!!!!! Te recibiste de Homebrewer.

Sacá otro vasito y ponelo en la heladera tapado con un papel film. Esperá que se enfríe y brindá.

También deberás sacar una muestra para medir la densidad. Esta es la densidad final y aplicando una fórmula que incluye también a la densidad inicial vas a saber que cantidad de alcohol tiene tu cerveza.

Ojo que acá no termina todo porque falta que se redondeen los sabores y que tenga gas. Pero como los cerveceros somos ansiosos recuperados a la fuerza eso es tema para la próxima. Saludos Amig@s!

LA FERMENTACIÓN

Pablo Alvarez

Cervecero

Soy Cervecero 2018. Todos los derechos reservados. Buenos Aires. Argentina. Ediciones anteirores