BANNER_SC.jpg

FEDERACIÓN. Gral Rodriguez

Por Marina Nieva

Hoy hablamos con Gustavo de Rozen y nos cuenta como llegó al mundo de la cerveza artesanal

Hace 4 años en la ciudad de Bs As, más específicamente en Gral. Rodríguez, empezó el proyecto de una pareja amante de la cerveza. Hoy hablamos con Belén, una mujer que, como nos pasa a muchas de nosotras, la birra es parte esencial de su vida. Matías, su compañero, fue el que comenzó a cocinar y al poco tiempo, equipo en la vida cotidiana y en los proyectos, fundaron Federación de los Colorados.

 

 ¿Cómo surgió en ustedes la idea producir su propia birra?

Como muchos, arrancamos haciendo cerveza en casa, se puso de moda cocinar y nosotros siempre fuimos birreros, por eso probamos cocinar para nosotros y amigos. No era un proyecto, pero cada vez nos salía más rica, todos nos incitaban a producir en cantidad y eso nos alentó a ponernos en campaña.

 

Hace 4 años que comercializamos, el primer año solo lo hacíamos en botellas, pero después de tener habilitación pudimos abrir una pequeña fábrica en Gral. Rodríguez. Si bien no tenemos local a la calle, vendemos, por ejemplo, a un almacén de bebidas en nuestro barrio, a particulares por MercadoLibre, en botella a algunos bares y a otros, directamente en barril. En 2016, vendimos el primer barril, a un bar en Ituzaingó. Aunque empezamos un poco tarde, ya que era temporada baja, eso no impidió que nos fuera muy bien, ahí fue el momento en que decidimos ampliar el proyecto.

 

Tienen un nombre bastante original, ¿a qué se debe?

Somos Federación de los Colorados. Al momento de pensar en el nombre, la idea siempre fue hacer algo más ligado a lo local, a lo nacional. Si te fijas en las marcas de la gran mayoría de las cervecerías, los nombres siempre están muy relacionados a la historia de la cerveza en sí, quizás a lo medieval, lo nórdico. Nosotros queríamos hacer algo diferente. Nuestros estilos todos tienen nombres de próceres nacionales de la causa Federal. Tenemos la Stout que llamamos Quiroga, la Old Ale Güemes, la rubia Restaurador y la roja Supremo.

Evidentemente, la ideología que elegimos para nuestra vida nos atraviesa a todos y en todo. ¿Cómo manejan esto al momento de cocinar?

Por esto mismo también decidimos seguir fieles a nuestros ideales, todos los ingredientes que usamos son de origen nacional. La única excepción son algunos lúpulos que son específicos para ciertas recetas, como Ipa o Imperial Stout, que acá no se consiguen. Las maltas son nacionales. Durante un tiempo, cuando abrieron las importaciones, compramos algunas alemanas. La cerveza sale muy diferente, ni de menor ni mayor calidad, pero sí diferente. Aunque, el dólar subió tanto y tan de golpe que se nos hizo muy complicado sostener esa producción. Pero lo económico no fue lo único.

 

Entramos en una disyuntiva con respecto a nuestra identidad. Somos una cervecería nacional y así queríamos mantenernos, por eso decidimos seguir con nuestra idea original de producir con maltas nacionales.

Y con la receta, ¿Cómo llegaron a elegir la ideal?

La receta la definimos probando. Somos autodidactas y en internet hay un montón de recetas. Después vas definiendo todo según tu gusto personal y a veces también por la devolución que hacen los demás. A nosotros nos gusta mucho la cerveza negra y tenemos una receta que es específicamente para nuestro gusto personal, una Imperial Stout. Te puede gustar mucho o la podés odiar, por eso mismo había mucha gente que nos demandaba una cerveza negra menos cargada, con menos alcohol, o con menos gusto a café o chocolate. Decidimos probar otra receta, una Porter, que va más acorde a lo que nos pedían.

La primera receta que definimos es la Irish Red, por eso es que le tenemos un especial cariño. Tenemos seis estilos que ya los tenemos determinados, obviamente al ser artesanal, nunca te sale igual, pero siempre están los rangos y las recetas a las que nos apegamos.

¿Cuáles son las cervezas que toman?

Tratamos de tomar cervezas artesanales, algunas de las que más nos gustan son Inicius, Gastronomada, Birra Padua y la de Boudicca Beer. También en Rodríguez hay una fábrica que se llama la Lezcana, la probamos en un bar de la zona y nos encantó. Además, Druida de José C Paz, y Maissen de Coronel Brandsen, ésta última es la primera cerveza artesanal que probé y dije: “Esto es lo que quiero hacer”.

Con los estilos vamos variando, si bien la que más nos gusta es la cerveza negra, como birrero constantemente queres ir conociendo cosas nuevas. Después en los bares quizás es más difícil saber qué es lo que estas tomando, seguramente hay muchas más que nos han gustado, pero no sabemos de qué marcas son.

También tomamos industriales, partiendo de la base de la situación económica y que somos fans de la cerveza. Quilmes hace muchos años que no tomo, aunque ahora haya cambiado la imagen. Las que no me convencen mucho, son aquellas que están a mitad del camino, como Antares o Barba Roja, quizás por algo de prejuicio, pero al venderse como artesanales y no serlo me genera cierto rechazo, además de que son muy caras y en ese caso prefiero ir a algún bar y probar algo nuevo.

 ¿Cómo ven el ámbito cervecero? ¿Creen que es posible seguir creciendo?

Nos gustó mucho la onda del mundo cervecero, hace un año por ejemplo empezamos con las ferias, que es muy diferente a lo que veníamos haciendo, te puede ir muy bien, quizás mal o salir hecho, pero siempre te vas contento. Porque esta buena la onda, el ambiente, la gente.

Este es un año muy complicado, por ejemplo, cerraron dos bares con los que trabajábamos, y los demás venden la mitad de lo que vendían. También hay mucha competencia, justo cuando empieza la recesión en Argentina, el negocio se puso muy de moda. El mercado en sí, está muy complicado, pero lo que es el mundo de la cerveza artesanal está muy bueno, en general hay mucha buena onda, todos intentamos aprender entre nosotros, en comunidad. El tema de la competencia, lo vemos al ofrecer nuestra cerveza a bares que nos ponen un piso de precios que están muy debajo de los costos reales que manejamos. Si embargo tenemos la suerte que en zona oeste no es tanta la competencia, posiblemente en otros lugares se complica mucho más.

 

Por ejemplo, en La Plata o Capital, ya no hay espacio para nuevos cerveceros, está muy saturado. También lo que vemos mucho es que, al ponerse de moda la cerveza y quizás ser algo “cheto” tenes gente, que tiene otro poder adquisitivo, que lo convierte en algo casi industrial, sin fijarse mucho en la calidad, más que nada por la falta de experiencia o práctica. Y ahí es muy difícil competir, lo que te queda es diferenciarte por medio de la imagen, o la onda. Nosotros tratamos de publicitar nos en las redes o en los lugares a donde vamos, pero también se complica cuando uno tiene otras responsabilidades, la familia, el estudio y otros trabajos, ya que no podemos vivir de esto todavía. En los bares también se puede, hay que re buscársela, vamos recorriendo, más que nada lo hace mi compañero, ya que es más difícil para mí como mujer entrar en el ambiente nocturno, esta bastante instaurado la idea de que la mujer no tiene la opción de ser comerciante, muchos no te dan bola.

No obstante, ahora estamos con un proyecto nuevo, siempre a pulmón ya que lo hicimos nosotros, pero terminamos un Beer Trucker, que lo estrenamos el día de San Patricio y estamos bastante metidos con eso.

¿Algún consejos para quienes arrancan a cocinar cerveza?

Para quien están empezando, les digo que se puede. Se venden los kits armados, para hacer 20 litros, lo podes hacer en tu casa tranquilamente, la idea es no desesperarse, te van a pasar mil cosas malas, durante la cocción, te podes equivocar o se te puede contaminar. Es un proceso muy largo, mínimo 20 días o un mes para que este la cerveza lista. Pueden pasar un montón de cosas, pero no hay que desanimarse.

 

Sobre todo, hay que buscar tu gusto personal y animarte a variar la receta si vas a hacer tiradas cortas para practicar, hasta que encuentres la que te guste a vos, uno tiene que hacer lo que le gusta. Aprendes realmente con la práctica. Nosotros no hicimos cursos, en el momento que empezamos no estaba tan de moda y prácticamente no había, aprendimos con otros cerveceros. La comunidad esta buena, creo es lo que más suma, te ayuda muchísimo a crecer. Por lo menos eso nos pasó a nosotros y la idea siempre fue poder devolver el favor con aquellos que hoy están empezando.   

Cerveza Federación

Facebook

Soy Cervecero 2018. Todos los derechos reservados. Buenos Aires. Argentina. Ediciones anteirores